¡Atrapa al acosador!

mobbing atrapandoalacosador

Afortunadamente muchas empresas son concientes del daño que causa a las organizaciones el mobbing, por lo que a través de consultores expertos, capacitación, cursos y talleres buscan la mejora continua del ambiente laboral.

Con toda esta labor es mucho más sencillo detectar a un mobby -siempre y cuando exista honestidad y cultura de la denuncia entre los empleados y una muy profunda visión de la misión global de la empresa-.

Existen varios caminos para crear la ratonera a la medida, pero todos llevan a que el mobby se auto delate y esto sucede al sacarlo de contexto para que pierda el equilibrio y caiga por sí solo.

 

 

Denuncia y actuar

 

ES MUY IMPORTANTE TENDERLE LA RATONERA AL MOBBY. Porque su poder destructivo suele ir creciendo, así que al dejarlo crecer puede convertirse en una amenaza grave. Al perseguir un fin personal, suele pasar que estén buscando una estafa, venta de información u otras cosas dañinas.

1. LLEVA UNA BITACORA:
Comienza con llevar una agenda diaria de cada acción que haya en contra de tu persona, narra breve, pero claramente los hechos.

Ejemplo:

- A las 8 de la mañana, la persona X reportó a mi jefe que yo no había llegado cuando yo estaba en el baño.

- El cliente e reclamó por no devolver la llamada, jamás supe de ella y el recado lo tomó la persona X.

2. REPORTA LO QUE TE SUCEDE:
Reportar lo que sucede es un derecho y una obligación en pro de vigilar los intereses de la propia empresa. ¡No tengas miedo a decirlo! Al contrario, puede suceder que tu trabajo se reconozca aún más gracias a tu honestidad.

- En la Iniciativa Privada, el Departamento de Recursos Humanos, tiene la OBLIGACIÓN de apoyarte y dar seguimiento a lo que te sucede. Así que actúa.

- En el Gobierno, la Secretaría de la Función Pública, existe para justamente buscar funcionarios que FUNCIONEN, acércate a ellos y aprovecha la confidencialidad de que te ofrecen.



Como acabar con el acosador (Mobby)

1. Descubrir su juego y enfrentarlo, se puede incluso monitorear alguna conversación, sus movimientos en Internet, que la víctima grabe conversaciones con el mobby, en pocas palabras, colectar la evidencia.

2. Tomar medidas serias y límites claros. Volverse rigurosamente estricto en cuanto a horas de llegada con el mobby para hacerlo perder el equilibrio, ya que generalmente persiguen poder e imponer sus propias reglas, por lo que esto los sacará de balance.

3. Filtrar la información que se le proporciona. Bajar sus prioridades en cuanto acceso a la información de la empresa, datos confidenciales, accesos a salas de juntas, etc.

4. Bajar su nivel de influencia. Lo que busca un mobby es PODER así que quitarle derecho a firmar documentos, gente de su equipo laboral, salidas con clientes, lo harán delatarse poco a poco.

5. Crear conciencia del daño que está causando. Sin acusarlo comentarle casos parecidos y exponer el sufrimiento que la víctima –su oponente- tiene, para buscar hacerlo cargo de la solución ante el estado de ánimo o de salud de la víctima, con el fin de que al negarse a hacerlo delate su juego.


Reflexiones

 
PRIMERA: Hacer una desactivación emocional, que es simplemente dejar de estar tan activos a las emociones. En pocas palabras es resumir la sabiduría del Dr. Miguel Ruiz y aplicarla a la vida:

1. Sé impecable con tus palabras. Las palabras –no- se las lleva el viento. Tienen un impacto contundente en el mundo.

2. No te tomes nada personal. Cada quien hace lo que puede con lo que tiene.

3. No supongas. ¿Para qué? Sólo sufres.

4. Da siempre tu mejor esfuerzo. Así nunca sentirás culpa, pues diste lo mejor de ti.

SEGUNDA: Sobrevivir haciéndose fuerte. Sobrevivir, es re-encontrar la ilusión por vivir y saber que existe una vida feliz después de un acoso. Lo que no te mata te hace más fuerte y por algo tenías que serlo, ya que son estas armas ahora podrás ser mejor. Toda maldición es una bendición disfrazada… al tiempo lo descubrirás… Esto sí que te lo prometo. Confía. Todo pasa siempre por algo.